Desarrollando Tu Testimonio Personal

Un Primer Bosquejo

¿Sabe lo que significa la palabra testigo? Significa dar evidencia. Usted tiene la evidencia de una vida cambiada, del Cristo que mora en su interior. Tiene que dar este testimonio en forma verbal, decirle a la gente quién es Cristo y qué ha hecho por usted, y qué significa en su vida.

El propósito de este ejercicio es ayudarle a preparar un testimonio básico de su experiencia de salvación. Durante las próximas semanas, aprenderá a desarrollar o a adaptar este testimonio básico para responder a las necesidades de oportunidades específicas para testificar. Este ejercicio ha sido adaptado del material El Plan Maestro para el Discipulado Cristiano por Avery Willis. El apóstol Pablo sabía cómo dar su testimonio. Además, lo hizo en cada oportunidad; se lo dio a cualquiera que estaba dispuesto a escucharlo. Lea en voz alta las palabras que Pablo escribió en Romanos 1: 16: “No me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree”.

Aún la persona más capacitada en dar su testimonio y adaptarlo a situaciones específicas empieza con el testimonio básico de su conversión. Y, no importa cómo lo amplía y adapta, el testimonio sigue siendo este bosquejo básico.

Por lo menos dos veces en las Escrituras se encuentran relatos detallados de ocasiones cuando Pablo dio su testimonio. Lea Hechos 22:1-15 y 26:920. Fíjese que en cada caso Pablo usó su propia experiencia de conversión como la evidencia que dio al testificar. En cada ocasión mencionó cuatro cosas con respecto a su conversión. Estas cuatro cosas están señaladas en el siguiente cuadro. En los dos pasajes Pablo habló de estas cuatro cosas en el mismo orden en que aparecen en el cuadro.

Ahora, use este cuadro para analizar el testimonio de Pablo e identificar las cuatro partes esenciales de un testimonio básico de salvación. En la columna indicada escriba las referencias que consisten de 2 a 4 versículos de Hechos 22, donde Pablo se refirió a estos cuatro elementos. Luego, siga las mismas indicaciones con respecto al pasaje de Hechos 26 donde Pablo da su testimonio otra vez. Recuerde que debe poder encontrar estos cuatro elementos presentados en pasajes de 2 a 4 versículos. Además, debe encontrarlos en el orden en que aparecen en el cuadro.

. Hechos 22 Hechos 26
Pablo no había sido siempre seguidor de Jesús. _____ _____
Dios empezó a tratar con la rebeldía de Pablo. _____ _____
Pablo recibió a Cristo como Señor. _____ _____
La Nueva vida de Pablo estaba enfocada en los propósitos de Cristo. _____ _____

 

Se sorprenderá al descubrir que la mayoría de los inconversos nunca han escuchado a nadie compartir información como la que compartió Pablo en su testimonio. Cada experiencia de conversión es diferente de todas las demás. Por lo tanto, el testimonio de cómo llegó a conocer a Cristo es personal e individual. Es evidencia que nadie más puede dar. Nadie podrá duplicarlo jamás.

Al dar su testimonio, debe compartir estas cuatro clases de información que compartió Pablo, aunque la evidencia misma será muy distinta.

Favor de marcar los siguientes cuatro puntos con su “mouse”, copiarlos, y pegarlos en un documento Word. En ese documento debe apuntar dos o tres frases (un párrafo CORTO máximo) bajo cada uno de los cuatro puntos. Una vez que tenga sus cuatro párrafos, archive el documento y compártalo con los miembros de su grupo en esta clase.

No piense que tiene que acumular suficiente material como para un sermón. Testificar no es predicar; es dar evidencia. Si puede preparar un testimonio de su propia conversión en un minuto, tendrá muchas oportunidades para compartirlo.

 

1. Mi vida y actitudes antes de seguir a Cristo.

 

 

2. Cómo me di cuenta de que Dios estaba hablando conmigo.

 

 

3. Cómo llegué a ser creyente.

 

 

4. Lo que significa ser creyente para mí.

 

 

Después de Terminar tu Bosquejo — El Próximo Paso


Preparación para Escribir Su Testimonio

Conforme vaya ganando experiencia en dar su testimonio, se le presentarán situaciones variadas en las cuales podrá hacerlo de distintas maneras.

Su testimonio probablemente siempre incluirá los cuatro puntos anteriores que fueron usados para desarrollar su testimonio básico. Pero la situación particular puede pedir que se extienda más en un punto que en otro; descubrirá que la persona a quien le está testificando se identifica mejor con diferentes ilustraciones y ejemplos.

El propósito de este ejercicio es ayudarlo a prepararse para escribir una versión ampliada de su testimonio básico que ha desarrollado. Este ejercicio debe ayudarle a reunir material de fondo para cada punto de su testimonio. Este material lo ayudará también a escoger los mejores hechos y variarlos de acuerdo a las circunstancias y oportunidades de testificar.

Debe retomar los apuntes del testimonio básico que ha escrito. Póngalos donde pueda verlos. Escriba cada punto en una hoja separada de papel, y haga apuntes a medida que lo estudie. NOTA: Por el momento no va a escribir su testimonio; sólo va a reunir el material bajo cada punto, es decir, los acontecimientos que vienen al caso para cada uno de los cuatro puntos.

Evalúe Cada Punto en Su Testimonio

Fíjese en cada parte de su testimonio básico y haga dos cosas. Primero, asegúrese de que ha dicho todo lo que debe decir. Segundo, inicie una fuente de información de la cual tomará los elementos necesarios para adaptar o enfatizar aquella parte de su testimonio cuando la ocasión lo requiera.

  1. Mi vida y actitudes antes de seguir a Cristo. Cuando usted cuenta cómo era su vida antes de llegar a ser un cristiano, no diga solamente lo malo. Comparta las cosas buenas, tanto como las malas. Proporcione una forma para que otros se identifiquen con lo que usted dice.

Comparta detalles interesantes acerca de su historia que revelarán que usted es una verdadera persona. Prepárese como para hablar de lo siguiente.

  1. Dónde vivía antes de ser cristiano.
  2. Qué hizo antes de ser cristiano.
  3. Sus intereses y distracciones antes de ser cristiano.
  4. Las cosas que tenían importancia para usted antes de ser cristiano.

Prepárese para compartir detalles de su vida que indicaban su verdadera necesidad de mayor significado y propósito o la habilidad para superar sus fracasos. Algunos ejemplos son temperamento, hábitos, avaricia, egoísmo, etc. El propósito no es tanto confesar su vida de pecado, sino decir algo con que el incrédulo pueda decir: “Esta es mi historia también.”

  1. Cómo me di cuenta de que Dios me estaba hablando. El propósito de esta parte de su testimonio es mostrar cómo Dios comenzó a mostrarle su amor, aun cuando todavía era incrédulo. Generalice con suficiente amplitud como para que una persona se identifique con su descripción. ¿Cómo, cuándo, dónde vino Dios a hacer impacto en su vida? ¿Usó un libro, una película, o una Escritura? ¿Preparó los eventos para hacerle consciente de su presencia y que estaba esperándole?

En una hoja de papel aparte, escriba tantos hechos como pueda que se relacionan con esta parte de su testimonio.

  1. Cómo llegué a ser cristiano. En esta parte de su testimonio, debe compartir cómo confió su vida a Cristo. Es a este nivel que los “términos eclesiásticos” aparecerán con más probabilidad. Sea comprensivo con aquellos que no entienden el significado de tales palabras. Sea también sensible al hecho de que la persona a quien le está testificando puede haber sido atemorizada por tácticas y presiones de alguna persona deseosa de compartir, pero carente de tacto.

Al preparar esta parte de su testimonio, esté al tanto de estas dos sugerencias.

  1. Deje que la Biblia sea la autoridad, y no lo que otra persona le dijo, como en la siguiente expresión: “Mi maestra me dijo este texto de la Biblia” (Cite el versículo.) En este ejemplo la autoridad es el texto bíblico, no la maestra.
  2. Si usted aceptó a Cristo por medio de la oración, dígalo.

En esta parte de su testimonio, debe hacer algunas afirmaciones sobre cuatro hechos importantes:

  1. El pecado es una vida controlada por el yo. Es el fallar o rehusar ser lo que Dios quiere que seamos.
  2. El castigo del pecado es separación de Dios tanto en esta vida como en la venidera.
  3. Cristo pagó el castigo por el pecado cuando llevó nuestros pecados en la cruz, aceptó el juicio por ellos, e hizo posible que fuéramos aceptados por el Padre.
  4. Recibir a Cristo es reconocer que uno es pecador, que acepta su perdón, que lo invita a entrar en su vida como su Salvador y Señor, confiando en que él hará en su favor las cosas que usted nunca podría hacer por usted mismo.

Verifique su testimonio para estar seguro de que hay por lo menos una declaración sobre cada uno de estos hechos.

  1. Lo que significa ser cristiano para mí. En esta parte de su testimonio debe tener cuidado de no dar la impresión de que el ser cristiano resuelve automáticamente todos los problemas o que nunca ha tenido dificultades. Describa su estilo de vida cristiana. Aquellos que son hijos de Dios, sin lugar a dudas, marchan a un ritmo distinto que los demás.

Quizá no se dé cuenta de lo diferente que es su estilo de vida comparado con el del inconverso. Muchas cosas que usted acepta como naturales pueden ser importantes para una persona incrédula. En una hoja de papel aparte, describa los cambios que han ocurrido en su vida en las siguientes esferas:

  1. Sus relaciones con la familia.
  2. El uso del dinero.
  3. El propósito de la vida.
  4. Su actitud hacia la muerte.
  5. El valor de los amigos cristianos.
  6. Cómo se enfrenta a sus problemas.
  7. Qué hace en cuanto a sus frustraciones.
  8. Cómo confronta el fracaso.

Sugerencias Específicas.

  1. Sea breve. Si toma mucho tiempo, su oyente se sentirá incómodo. Hay pocas oportunidades para testificar más allá de cinco minutos.
  2. Diga lo que le ha pasado. Es su historia lo que los otros quieren oír. No diga “usted”; diga “yo”.
  3. Evite expresiones negativas. No critique a otros grupos religiosos o a una iglesia
  4. Pregúntese: Si yo fuera incrédulo, ¿qué significaría esto para mí?
  5. Elimine las palabras religiosas. Las personas que no se han criado en una iglesia no conocen el vocabulario religioso. Por ejemplo, cuando le preguntaron a un hombre: “¿Es usted salvo?”, contestó con toda sinceridad: “No sabía que estaba perdido.”

Si Usted Aceptó a Cristo Cuando Era Niño

Puede que usted tenga o no memorias vívidas del tiempo, lugar y hechos relacionados con su conversión. Algunos no los recuerdan. El Espíritu de Dios no siempre llega a nosotros como un rayo. Algunas veces viene como la salida del sol. Esto es particularmente verdad en el caso de los que han crecido en hogares cristianos. No crea que su conversión no es lo suficientemente dramática para que la comparta. Siempre es importante que un incrédulo oiga la manera cómo Dios entra en las vidas humanas.

Usted debe guardar toda esta información porque el próximo paso requirirá que tome los datos en cada una de estas hojas y los use para elaborar su testimonio pulido por escrito. Usted puede empezar este proceso de escribir su testimonio durante la semana del Módulo 3, pero tendrá también tiempo durante el Módulo 4 para trabajar en su testimonio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *