Adorando en casa

Disfrute la experiencia de adorar en casa

este fin de semana con algunos de estos recursos:

 

Acuérdense de que NO HABRÁ servicios en Summit en Español el domingo 31 de diciembre.

 

Como familia

Durante las semanas recién pasadas, hemos anticipado y celebrado el nacimiento de Jesucristo.  Pero ¿ahora qué?  Pues, ¡seguimos celebrando y recordando Su amor hacia nosotros!  Nunca debemos olvidar que nuestro Dios ha hecho grandes cosas por nosotros, y que continuará haciendo grandes cosas por nosotros.  ¿Por qué?  Porque es un Dios bondadoso y merece toda nuestra alabanza.

Leer:

 Salmo 66:1-5

1 ¡Aclamen alegres a Dios,
habitantes de toda la tierra!
Canten salmos a su glorioso nombre;
¡ríndanle gloriosas alabanzas!
Díganle a Dios:
«¡Cuán imponentes son tus obras!
Es tan grande tu poder
que tus enemigos mismos se rinden ante ti.
Toda la tierra se postra en tu presencia,
y te cantan salmos;
cantan salmos a tu nombre». Selah

¡Vengan y vean las proezas de Dios,
sus obras portentosas en nuestro favor!

 

Versículo para aprender de memoria: ¡Vengan y vean las proezas de Dios,
sus obras portentosas en nuestro favor!
(Salmo 66:5)

 

Preguntar:

  • ¿Cuáles palabras en este pasaje le dicen a la gente lo que deben hacer? (por ejemplo: vengan, digan, postrarse, etc.)
  • Padres: Hablen específicamente acerca de algunas cosas que Dios ha hecho en sus vidas, o en la familia recientemente y que merecen nuestra alabanza.
  • Pregúntenles a sus hijos: ¿Cuáles cosas han visto ustedes que Dios ha hecho que merecen nuestra gratitud y alabanza?

Orar

 Una de las mejores maneras de recordar la bondad de Dios es pensar en lo que Él ha hecho por usted y por su familia.  Tomen unos minutos para orar juntos, dándole gracias a Dios por las cosas que han visto que Dios ha hecho, cosas que mencionaron hace unos momentos.

(Sugerencia: Para fomentar una cultura de orar los unos por los otros, pida que cada quien ore por la persona a su derecha.)

 

Adorar

 Seleccione uno o dos de los siguientes cantos que cantamos en Summit en Español para hacer exactamente lo que Salmo 66 nos anima a hacer: ¡Cantar!  ¡Aclamar! ¡Darle gracias!

Me viniste a rescatar

Plenitud

Sublime gracia

Glorioso intercambio