Jesús dijo que debemos ser conocidos como una casa de oración.
¿Estamos siendo conocidos por ser una de ellas?

Al comenzar un nuevo año, nuestra dependencia de Dios parece tan obvia como siempre.

De nuevas formas, sentimos la realidad de las palabras de Jesús: “… aparte de mí no puedes hacer nada”. (Juan 15: 5 ESV) Nosotros, como iglesia, y como individuos, no podemos hacer nada sin la obra de Dios. Por esa razón, queremos comenzar el año reuniendo a la familia de nuestra iglesia durante 21 días de ayuno y oración. 

Nuestra esperanza es que esta experiencia nos ancle a nuestro propósito como pueblo de Dios en The Summit Church.

Empezamos el 11 de enero

Recursos para ayudarlo con el ayuno y la oración

El Plan de lectura de la Biblia 2021 cubre dos capítulos por día, típicamente uno del Antiguo Testamento y otro del Nuevo Testamento, con un descanso en el verano para enfocarse exclusivamente en los Salmos. El plan cubre más de la mitad de la Biblia, se relaciona con la serie de sermones anticipada y destaca las conexiones entre el Antiguo y el Nuevo Testamento. El plan 2021 comienza el lunes 4 de enero.

Enseñando a nuestros niños disciplinas espirituales.

Mientras iniciamos el año, nuestra iglesia nos anima a orar y ayunar como familia en la fe. Aquí les compartimos formas prácticas de enseñar a sus hijos a ser parte de este tiempo junto a ustedes, experimentando el ayuno y la oración con oportunidades intencionales.
 
La oración:
 
Haga click en este enlace azul para ver este recurso: Nuestros hijos y la oración (enseñandoles a orar)
 
El ayuno:
En Mateo 6:16 Jesús da algunas instrucciones sobre el ayuno.
El versículo 16 comienza con, “Cuando ayunas …” no “Si ayunas …” Eso nos indica que es algo que debemos hacer.
 
Las Escrituras se refieren al ayuno como abstenerse de comer con fines espirituales. Normalmente, el ayuno incluye abstenerse de todo alimento, sólido o líquido, pero no agua. Cuando se trata de niños, les animo a considerar un ayuno parcial o una restricción de la dieta, pero no una abstención total. Daniel habla un poco sobre esto en el capítulo 10.
 
Aquí hay algunas formas prácticas de ayunar con los niños:
 
Toma diferentes decisiones:
Durante un período de tiempo, elija alimentos saludables para las meriendas.
En lugar de galletas, elija zanahorias. En lugar de refrescos, elija agua. En lugar de comida rápida, elija comidas nutritivas.
Abstenerse de dulces: 
Haga que los niños no coman alimentos a base de azúcar (dulces, pasteles, pasteles) durante un tiempo designado.
Un ayuno digital:
Como familia, deciden ayunar de la tecnología. Esto podría ser tan simple como no usar el celular hasta cierto tiempo, el iPad, la TV, la computadora. 
 
Obviamente, hay problemas físicos y limitaciones a considerar y, francamente, el ayuno puede no ser para todos, especialmente para los niños.
 
El ayuno debe centrarse en Dios. Si ayunas por cualquier otra razón que no sea para centrarte en Él, Su voluntad y Su deseo, será en vano. El ayuno nos recuerda que Dios es nuestro proveedor de todo don bueno y perfecto. Ayude a los niños a encontrar esta realidad.
 
El ayuno es una disciplina, no un castigo. No use la disciplina bíblica del ayuno para aliviar su culpa o la necesidad de castigar el mal comportamiento.
 
Modele el ayuno bíblico. Los niños aprenden más de lo que ven que de lo que simplemente escuchan. Cuando enseñe la disciplina del ayuno, sepa que no puede inducir a los niños a hacer algo que no está dispuesto a hacer usted mismo.
 
Si bien la práctica y la comprensión del ayuno bíblico serán las más adecuadas para los niños mayores, enseñar y permitir que los niños participen de maneras apropiadas para su edad sentará las bases para experiencias más profundas y significativas en el futuro.

Más maneras de mantenerte involucrado

Se ha dicho: “La oración es primero … y segundo … y tercero”. La oración es una de las principales formas en que nos mantenemos conectados con Dios, y es una disciplina crucial en la vida del creyente.

Si necesita oración, o si desea saber cómo puede orar por otros miembros de la familia de nuestra iglesia, envíe un email a oración@summitchurch.com

Que la gracia perfecta De Dios nos mantenga y afirme nuestra mente y corazón a sus propósitos. 

¡Ánimo Iglesia!